Hay muchos niños que la cocina les encanta e incorporarlos a ella es un genial idea para que vean los alimentos, controles, y participen con nosotros en la elaboración.

Teniendo en cuenta las edades, pueden hacer muchas cosas, siempre respetando consignas como que no utilicen fuego, estar alejados de ollas y sartenes al fuego sin supervisión adulta y la utilización de cuchillos lo mismo.

Pero incluirlos y que sean parte del ritual es un aliado, a mejorar sus hábitos alimenticios. Si son de los que se super enganchan podes armarle su kit (delantal, cucharón, etc...) si son menos déjalos que creen en libertad pero dejamos ser parte de este ámbito y que colaboren, nombrarle que alimentos están usando y que van haciendo los ayuda a ir incorporándolos.

Debería ser una materia en el colegio, en edad temprana por las pruebas a nuevos sabores, por la motricidad, por "jugar" comiendo, en edad intermedia para amigarse con los alimentos y aprender hábitos y en edades avanzadas porque esto pre adolescentes o adolescentes en breve saldrán a la vida ya sea a vivir solos o bien en casa pero deberían poder cocinarse y saber que es lo mejor para ellos. Son esponjas!!!!